Saltar al contenido
Economía Responsable

Emprender tu negocio desde cero sin dinero ahorrado

27 noviembre, 2019
Emprender un negocio

Emprender es uno de los retos más maravillosos y complicados que podemos realizar a lo largo de nuestra vida. El esfuerzo y el apoyo de los más cercanos será clave en esta nueva etapa de tu vida. Este artículo te dará todas las claves necesarias para hacerte la vida mucho más sencilla. Te vamos a acompañar en todo el recorrido. Incluso las claves para montar un negocio sin tener ahorros. Empezamos!

Es muy importante conocer, que si estamos trabajando antes de emprender nuestro negocio, existen diferentes tipos de despidos y formas de salir en una empresa que pueden afectar a nuestra financiación futura. Al finalizar la relación una empresa existen dos posibilidades,que la baja sea voluntaria o que nos despidan.

Baja Voluntaria: cuando se finaliza en una empresa con una baja voluntaria tenemos que tener muy claro que PERDEMOS el derecho a la indemnización, al paro y obviamente a la capitalización del paro (es una de las formas de financiación para montar un negocio).

Despido disciplinario, improcedente y objetivo: estos tipos de despidos se dan cuando la empresa es la que decide poner fin a la relación laboral. Obviamente tenemos derecho a paro y capitalización del mismo, que es una de las cosas que nos van a importar a partir de ahora. Para ver qué obligaciones y derechos que tenemos en cada uno de estos tipos de despidos mira este artículo. Igualmente, te explicamos que el despido improcedente es que el da derecho a la máxima indemnización. El despido disciplinario es por el comportamiento grave y culpable del trabajador. El despido objetivo se da cuando la empresa tiene problemas económicos y la indemnización es de 20 días por año trabajado. La procedencia o improcedencia de un despido la marca en todo caso un juez.

Emprender y seguir con el trabajo: otra de las opciones es no dejar el trabajo que tenemos y emprender. Aunque el sacrificio obviamente es muy grande no tenemos que olvidar que podamos realizar la compatibilidad legal con nuestra empresa.

Una vez que ya estamos todos en el mismo punto de emprendimiento (vengamos de un despido, una baja o sigamos trabajando), el primer paso es mirar las bonificaciones, ayudas y subvenciones que puedan existir.

En el conjunto de todo el país es la tarifa plana para autónomos la que se lleva la palma de todas las bonificaciones y ayudas existentes. Durante el primer año se tiene una bonificación de un 80%, los siguientes 6 meses del 50% y el tercero de 20% los siguientes 6 meses.

Un poco más desconocida es la pluriactividad. La pluriactividad consiste en realizar trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia al mismo tiempo.

Desde Economía Responsable hemos creado una tabla para que podáis ver una forma muy sencilla cómo cuánto hay que pagar cada año según la modalidad que queráis escoger.

Otras formas para financiar el proyecto es pedir un préstamo personal.