Saltar al contenido
Economía Responsable

Impuesto progresivo: qué es, definición y ejemplos

4 diciembre, 2019
Impuesto progresivo

Vamos a empezar por la definición clásica de impuesto progresivo. Un impuesto es progresivo cuando los tipos impositivos (cantidad a pagar por las personas) son mayores a mayor cantidad declarada. A cuánto mayor valor declarado mayor porcentaje tiene que pagar.

Ejemplos impuesto progresivo

El impuesto progresivo por excelencia es el IRPF. El IRPF es el tributo más importante de todos y tienen una cuota impositiva más alta quienes más han declarado durante el año fiscal. Os dejamos una tabla representativa en la que se puede ver de una forma muy clara.

Ejemplo de impuesto progresivo

Como se puede observar en la tabla del IRPF estatal, los que declaran menos de 12.450€ tienen una cuota de 9,5% mientras que los que superan los 60.000€ tienen que tributar por 22,5%. En definitiva, la cuota es más alta cuánto mas declaran.

Más ejemplos de este tipo de impuestos es el impuesto de sucesiones y donaciones y el impuesto sobre el patrimonio. Además, tanto el IRPF como el ISD y el IP son impuestos directos.

Diferencia con el impuesto proporcional

Los impuestos proporcionales son aquellos en los que la cuota impositiva no varía en función del dinero que se declare. Los ejemplos más claros son el IVA y el impuesto de sociedades.

Diferencia entre impuesto progresivo y regresivo

Un impuesto es regresivo cuando el porcentaje de recaudación sobre los ingresos es menor cuánto más dinero genere la persona. Un ejemplo de impuesto regresivo es el IVA. Representan mayor problema para los estatus más bajos de la sociedad. Pongamos dos ejemplos, una persona gana 4.000€ y otra 1.000. Ambos tienen que comprar alimentos y bienes de primera necesidad. Como el tipo impositivo es para ambos el mismo, la carga del IVA es mayor sobre las persona que gana 1.000€ que la que gana 4.000€.

Podéis leer más artículos en nuestra página Web y aprender de forma multimedia en nuestro canal de Youtube.