Saltar al contenido

Las tarjetas de crédito y ley de usura

Tarjetas de crédito usura

El problema actual de las tarjetas de crédito con la usura empieza con la Ley de Azcarate de 1908. En este artículo os vamos a contar una historia más digna de una película que de la vida real y cotidiana. Como muchos sabéis, los bancos aprovechan la falta de educación financiera para dar dinero a los clientes mediante tarjetas de crédito y no mediante préstamos personales. La diferencia es clara, no pagamos el 8% sino el 24% TAE. El banco, con los intereses de las tarjetas de crédito, gana de forma directa un 300% más que con los préstamos.

La Ley de Azcárate de 1908 y sentencia del Tribunal Supremo

La llamada de Ley de Azcárate de 1908, propone la defensa del ciudadano mediante la ley de usura. Lo que recoge el espíritu de esta ley es la protección al usuario en la concesión de préstamos. Impide que los intereses sean notablemente superiores al valor normal del dinero y desproporcionados.

El Tribunal Supremo, con sentencia en el año 2015, especifica la usura como el cobro de más del doble de interés medio a las operaciones de consumo de la época. El banco de España, marca que las operaciones de préstamos son un 8% TAE de media. Como hemos visto al inicio del artículo, las tarjetas de crédito son 3 veces superior al TAE medio de los préstamos personales.

La enigmática desaparición de la última demanda

Una vez que para los grandes despachos de abogados se acabo el negocio de las clausulas suelo, se han puesto manos a la obra con las tarjetas de crédito revolving. Grandes despachos están buscando miles de afectados para sacar un rendimiento a este nuevo filón. El problema reside en que este verano el Tribunal Supremo tenía que dictar sentencia sobre si las tarjetas de crédito son usura o no. Lo que ha sucedido, es que el afectado ha retirado la demanda y no tendremos respuesta. ¿Por qué el usuario ha retirado la demanda?

Bancos: ellos dicen que no tienen nada que ver. Están seguros de que el Tribunal Supremo les dará la razón porque las tarjetas y los préstamos son productos diferentes. No se pueden comparar la TAE de los préstamos y de las tarjetas de crédito.

Grandes despachos de abogados: parece, según el confidencial, que son los causantes de que el usuario haya retirado la demanda. Sabiendo que están consiguiendo miles de clientes, una sentencia favorable haría que tuvieran más clientela y una desfavorable se quedarían sin negocio.

Síguenos en nuestro INSTAGRAM , FACEBOOK O TWITTER. Empieza Economía desde la base.

Abrir chat
1
Pregúntame lo que necesites
Hola Responsable,
¿En qué podemos ayudarte?